Hábitat del rinoceronte

El rinoceronte tiene un vasto hábitat, que va desde las sabanas hasta los bosques, viven en áreas tanto tropicales como subtropicales. Necesitan mucha comida y tener acceso al agua, es por eso que, a menudo, se encuentran viviendo en las proximidades de praderas, árboles y masas de agua.

rinoceronte y criaLos distintos hábitats de estos animales también dependen del tipo de rinoceronte al que se refiera. Tanto el rinoceronte blanco como el rinoceronte negro vive en las sabanas, se pueden encontrar en llanuras o en bosques, en áreas secas y calurosas. El rinoceronte indio, vive en la hierba alta, muy cerca de los ríos. El rinoceronte de Java, vive en zonas de selvas tropicales.


Lo que realmente interesante es que, todas las especies de rinocerontes, son muy adaptables a su entorno. Se cree que esto juega un papel vital en el hecho de que han sido capaces de sobrevivir durante millones de años, siempre que puedan encontrar comida y agua, son capaces de desarrollarse en diversas áreas.

Existen más de 200 tipos de plantas identificadas que los rinocerontes son capaces de comer, lo que coman va a depender directamente del hábitat donde vivan, pues, lo que crece en Asia es muy diferente de lo que va a crecer en áreas de África. También son conocidos por consumir cortezas de árboles si tienen que hacerlo con el fin de sobrevivir.

Los movimientos del rinoceronte son muy importantes para su hábitat. Consumen grandes cantidades de hierba y vida vegetal, las semillas de sus alimentos, a menudo, terminan siendo eliminadas del cuerpo y cayendo al suelo, ayudando de esta manera a difundir la misma vida vegetal que consumen. Una parte muy importante para asegurarse de que el medio ambiente les sigua ofreciendo suficiente comida, tanto para el rinoceronte, como para otros animales.

Estos animales deben tener agua para sobrevivir. Muchos de ellos beberán agua sobre una base diaria, durando, en casos excepcionales hasta 5 días sin beber, por lo tanto, el hábitat del rinoceronte será donde haya agua suficiente para poder prosperar.

El rinoceronte es un animal solitario, y  les gusta tener su propio espacio. Su hábitat a menudo se superpone con el de los demás, debido a la distribución de los lugares de comida y las áreas de agua. Cuando existe escasez de comida, puede resultarles difícil moverse en sus territorios sin toparse los unos a los otros. Esto puede llevar devenir en conflictos, e incluso batallas, en las que utilizan sus cuernos para luchar entre sí.

Los seres humanos siguen destruyendo el hábitat del rinoceronte, lo que ha hecho que les sea muy difícil sobrevivir, las áreas en las que solían ser capaces de alimentarse se destruyen, como resultado no tienen lo suficiente para comer. Cuando los seres humanos establecen zonas de vida en torno a estos hábitats naturales, también puede aumentar la agresividad de estos animales.

Cuando se destruyen los bosques de estas áreas, también puede dañar al rinoceronte, ya que necesitan sombra durante el día. Tienen la piel muy sensible y pueden llegar a ser quemados por el sol, se quedarán en la sombra durante el calor del día y luego irán en busca de comida al atardecer o muy temprano en la mañana. Demasiado calor puede causarles deshidratación y hacer que se enfermen.